Confirmado: las ondas gravitacionales existen, Einstein tenía razón y ese ruido que escuchas son físicos celebrando

Confirmado: las ondas gravitacionales existen, Einstein tenía razón y ese ruido que escuchas son físicos celebrando

Confirmado: las ondas gravitacionales existen, Einstein tenía razón y ese ruido que escuchas son físicos celebrando
Confirmado: las ondas gravitacionales existen, Einstein tenía razón y ese ruido que escuchas son físicos celebrando

Desde ese entonces, la física ha avanzado sobre esta teoría, pero había un pequeño detalle que seguro se sentía como una molesta piedra en el zapato para más de un científico: nadie sabía si estas ondas existían en verdad. Einstein las predijo, sí, pero no tenía forma de demostrarlo. Con el paso del tiempo, miles de científicos dedicaron su vida profesional a intentar probar esta teoría, pero muchos jamás llegaron a ver esta meta cumplida.

Todo eso acaba de cambiar. El rumor venía generando emoción y anticipación en la comunidad científica, pero recién hoy se ha confirmado: se ha detectado la existencia de ondas gravitacionales.

Hace más de un billón de años, dos agujeros negros colisionaron. Se trata exactamente del tipo de evento que crearía estas famosas ondas gravitacionales. Estos dos agujeros, claro está, están lejos de ser los únicos en colisionar en la historia del universo, pero son especiales por una simple razón: un grupo de científicos logró estudiarlos en el preciso momento que impactaban.

El objetivo era claro, probar que esta colisión había generado ondas gravitacionales en el espacio-tiempo. Una meta clara, sí, pero nada fácil. Para alcanzarla debieron construir un observatorio gigante, el Observatorio de interferometría láser de ondas gravitacionales o «LIGO» (por sus siglas en inglés).

El esfuerzo rindió sus frutos, ya que el equipo de investigadores que allí trabaja logró detectar pequeñísimas variaciones en las dimensiones de los brazos del inferómetro que allí se encuentra. Les llevó un tiempo confirmarlo, pero finalmente llegaron a la conclusión ineludible de que estas variaciones responden a las ondas gravitacionales que mencionábamos, las cuales se habrían propagado desde la colisión de los dos agujeros negros hasta el observatorio en que fueron detectadas. Hoy, esos resultados fueron anunciados y, así de rápido, el mundo científico se sacudió.

Fuente / Ampliar información

Share Button
Pin It

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *