Killer Instinct vuelve con todo

Killer Instinct vuelve con todo

Pese a no lograr eclipsar a Street Fighter o Mortal Kombat en los 90, Killer Instinct marcó una época para los aficionados a los juegos de lucha y consolas Nintendo con su debut, secuela y versión Gold. Con RARE en plantilla de Microsoft, el estudio devuelve a la vida a la serie de lucha con un reinicio totalmente legítimo y poderoso que, gratis o pagando los 20 euros que cuesta, se convierte en un tremendo brawler que tentará a los aficionados al género a dar el paso a la nextgen con Xbox One.

C-C-C-Combo Breaker
Para muchos seguidores de una RARE caída en desgracia tras su adquisición por Microsoft con títulos discutibles como Grabbed by the Ghoulies, el desencuentro de Kinect Sports, las buenas intenciones de Viva Piñata, Kameo, Banjo-Kazooie, el remake aceptable de Conker: Live & Reloaded y el escaso pero bien recibido Perfect Dark: Zero, lo único que puede realmente devolver el prestigio a un glorioso estudio venido a menos es un Killer Instinct, su juego de lucha hardcore, duro y sobrio, en todo su esplendor. Y eso es precisamente lo que RARE ha parecido comprender.

Killer Instinct es un beat’em up completo y profundo que cubre todas las mecánicas actuales del género moderno, añadiendo las suyas propias, y a la vez no se hace demasiado exigente en el momento de su entrada, pero cuya complejidad de va abriendo a golpe de combobreaker, contra, enlaces y ultras. Como si fuera 1994, el aroma de los Killer Instinct originales está presente; las guitarras, melodías techno, menús afilados y vistosos, el speaker con su voz grave, ceremoniosa y que enloquece conforme el los combos aumentan de hits, y unas pantallas de selección de personaje que instantáneamente transmiten que los combates que aquí se van a disputar, van muy en serio.

Leer nota completa / Fuente

Share Button
Pin It

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *